domingo, 31 de mayo de 2015

Escáneres de última generación para momias del Antiguo Egipto


Escáneres de última generación para momias del Antiguo Egipto

El Museo Británico expone el resultado de las exploraciones practicadas con nuevas tecnologías a ocho de los ejemplares más valiosos de su colección


¿Dónde están las momias?”, es la pregunta recurrente que el personal del Museo Británico debe atender cada uno de los días del año, porque la fascinación del público ante esos cuerpos embalsamados en el Antiguo Egipto no tiene parangón con ninguna de las otras y extraordinarias joyas atesoradas en su sede londinense. Descubrir que bajo los vendajes y sarcófagos yacen, por ejemplo, los restos de una niña cantante que fuera estrella de su tiempo es uno de los nuevos incentivos que la institución presenta desde esta semana, gracias a las herramientas tecnológicas de última generación que han permitido recuperar biografías con varios milenios a sus espaldas.

Desde la veneración hacia esa chiquilla que integraba uno de los coros del templo de Tebas, hasta el atroz dolor de muelas que sufría un egipcio de clase privilegiada, pasando por el tatuaje cristiano de una sudanesa de la ribera del Nilo, las identidades de esos personajes que se esconden tras las piezas de egiptología del Museo Británico acaban de ser desveladas por los avances de la tomografía computarizada. En otras palabras, al igual que los escáneres médicos radiografían nuestras dolencias y el interior de nuestros cuerpos, ocho de las 120 momias que conforman una de las grandes colecciones del mundo han sido examinadas hasta el mínimo detalle en hospitales de la red pública sanitaria británica, en una suerte de “excavación electrónica” de la historia.


Han sido examinadas en hospitales de la red pública sanitaria británica

Las holgadas dimensiones del sarcófago que protege los restos de una mujer embalsamada en el año 800 antes de Cristo hizo creer hasta hoy a los expertos que se trataba de una adulta. Tjayasetimu tenía en realidad unos siete años, tal como muestran las imágenes de su estructura ósea, de la piel, de algunos órganos internos preservados e incluso de una larga mata de pelo, y que han sido obtenidas con un sofisticado software ideado por los ingenieros de la Fórmula 1. La riqueza de los jeroglíficos y ornamentación de su sarcófago indican la importancia de esa niña que cantó ante los faraones en el templo de Amon (antigua Tebas) y a quien, una vez muerta, se reservó el mismo complejo proceso de momificación que a los miembros de la realeza o familias nobles.




Fuente El País http://cultura.elpais.com/cultura/2014/05/20/actualidad/1400612011_999718.html

Hallan en Egipto una estatua de un faraón del III milenio a. C. poco conocido


Hallan en Egipto una estatua de un faraón del III milenio a. C. poco conocido
Unos arqueólogos belgas encuentran una estatua rota de Sahure, un faraón que gobernó en Egipto hace unos 4500 años


Egipto es una caja de sorpresas arqueológicas. No hay más que remover un poco de arena para que se produzca un hallazgo sorprendente. Recientemente un grupo de arqueólogos belgas ha encontrado una estatua rota que contenía el nombre de Sahure, un rey poco conocido del III milenio a. C. Se trata, concretamente, del segundo faraón de la dinastía V, que reinó en Egipto entre los años 2471 y 2458 a. C., aproximadamente.



De lo poco que conocemos de su vida, es posible que Sahure fuera hijo de la reina Neferhetepes y de Userkaf. Sabemos que se casó con Neferthanebti, con la que tuvo cuatro hijos llamados Horemsaf, Jakara, Nebanjra y Neterirenra.

Según Manetón, un sacerdote e historiador egipcio del siglo III a. C., Sahure gobernó trece años. De lo poco que conocemos de su mandato, nos ha llegado que donó cuantiosas tierras al clero y que realizó una gran cantidad de ofrendas a distintos dioses de diferentes templos. Asimismo, sabemos que mantuvo buenas relaciones comerciales y diplomáticas con los reinos del Próximo Oriente, que llevó a cabo algunas expediciones al Sinaí y al país de Punt, y que mandó explotar algunas canteras de turquesa del Sinaí y de diorita del Kush, en Nubia.

Por otro lado, según se manifiesta en unos bajorrelieves estudiados, realizó una expedición militar contra los libios, aunque puede tener parte de simbolismo, ya que aparecen representaciones similares en otros templos funerarios de otros gobernantes.

El hallazgo de la estatua de Sahure ha sido de "gran significancia e importancia", según el Ministerio Egipcio de Antigüedades, ya que sólo existen otras dos estatuas intactas de este rey, una en el Museo Egipcio del Cairo y la otra en el Museo Metropolitano de Nueva York. Según se comenta, el equipo de arqueólogos belgas va a seguir excavando en esa zona para intentar extraer más información del desconocido faraón.

La estatua en cuestión, según el Ministerio Egipcio de Antigüedades, forma parte de una figura mayor que pudo medir unos 70 cm. de altura y que pudo representar al rey Sahure en posición sedente en su trono. El hallazgo se produjo en la gobernación egipcia de Asuán, situada a unos 580 km. al sur de la ciudad de El Cairo.

En su mandato, Sahure levantó una pirámide de 50 m. de altura en Abusir. El monumento estaba construido con piedra caliza, cascotes y arena, y contaba con un revestimiento de caliza alisada por las caras visibles. En la cámara funeraria se aprecian algunos fragmentos de un posible sarcófago hecho de basalto.

Abiertas dos nuevas tumbas en Guiza



El Ministerio de Antigüedades ha reabierto hoy al público las tumbas de dos individuos importantes del Reino Antiguo en el cementerio occidental del área arqueológica de las pirámides de Guiza. La primera tumba pertenece a una persona llamada “Emery” que ostenta el título de “sacerdote del rey Keops”, mientras que la segunda pertenece a su hijo mayor “Nefer Ptah”. Las dos tumbas se abrieron después de que terminaran los trabajos de restauración realizados por el Project Sector del Ministerio de antigüedades.

Las dos tumbas son un ejemplo típico de las tumbas de los individuos desde el Reino Antiguo y reflejan la naturaleza de la vida ritual en ese momento claramente representada a través de sus elementos estructurales y artísticos. Las tumbas se habían cerrado desde 2007 hasta trabajos de restauración, los cuales comenzaron en 2010. El proyecto de restauración se detuvo después de la Revolución de enero 2011 y se reanudó hace 6 meses.

La tumba de “Neferebau Ptah” fue descubierta en 1925. Tiene una superficie de aproximadamente 144 m² y alcanza una altura de 4,6 m. Consta de cinco habitaciones y una cripta en el lado sur. También contiene una estatua de tamaño natural roca tallada en la pared de su primera sala. La tumba “Emery” está construida con piedra caliza y tiene hermosas escenas de artesanos (carpinteros, escultores y orfebres).

Fuente: http://www.drhawass.com/wp/two-old-kingdom-tombs-in-giza-reopen-after-restoration/