lunes, 19 de enero de 2015

Descubierta una tumba de Osiris en una necrópolis en Tebas



Interior de la tumba. Crédito: Matjaz Kacicnik

Cuando parecía que ya se habían descubierto muchos de los secretos del Antiguo Egipto, siempre aparece algo que consigue sorprendernos sobremanera. Recientemente se ha descubierto una tumba muy especial en la ribera occidental de la antigua ciudad de Tebas. En ella se han encontrado cámaras y varios pozos y según los arqueólogos podría tratarse de una tumba dedicada al dios Osiris.

Una de las razones del por qué se ha pensado esto es porque dentro de esta tumba se descubrió una talla de Osiris así como diferentes dibujos que hacían referencia a este dios. Según las primeras investigaciones podría haberse construido durante la dinastía 25, entre los años 760 y 656 a.C.

En su interior se ha descubierto una gran sala sobre la que hay cinco pilares con un pasaje hacia la zona funeraria a la cual se llega mediante una escalera y en la zona central la efigie de Osiris, el dios de los muertos de la mitología egipcia.

Esta tumba fue encontrada en lo que se conoce como el Valle de los Nobles, junto al Valle de los Reyes y el Valle de las Reinas, al oeste de la ciudad de Luxor, antiguamente conocida como Tebas. En la zona donde fue hallada se encuentran más tumbas, pertenecientes a antiguos funcionarios y dignatarios egipcios.

Según declaró Adbel-Hakim Karar, director del Departamento de Antigüedades de Egipto, esta tumba nos recuerda la importancia que tenía Osiris para los egipcios durante muchos siglos, dios que tiene mucha historia y una vida no demasiado larga precisamente dado que fue asesinado por su hermano Seth, dios del caos.

Seth encerró a Osiris en un sarcófago y lo tiró al Nilo antes de que su cuerpo fuese encontrado por la propia hermana de Seth e Isis, esposa de Osiris y diosa de la magia. La leyenda cuenta que Isis recuperó el cuerpo de Osiris mediante hechizos, pero no pudo recuperar su falo dado que había sido comido por un pez gato.

Por ello, Isis creó un falo de oro y con su poder trajo de vuelta a la vida a Osiris, quien la dejó embarazada antes de morir de nuevo. Esto hizo que Isis tuviese un hijo, Horus, quien llegó a ser tratado como una representación de nuevos tiempos para todo Egipto y quien acabaría finalmente con Seth.

Fuente REDHISTORIA

No hay comentarios :