viernes, 7 de febrero de 2014

Ruinas del puerto y del cuartel excavados cerca de las pirámides de Guiza




TORONTO – Los restos de un bullicioso puerto y las barracas de los marineros o tropas militares se han descubierto cerca de las pirámides de Guiza. Éstas estaban, mientras que se construían las pirámides, hace unos 4.500 años.

Los arqueólogos han excavado una ciudad cerca de las pirámides de Guiza, que data principalmente del reinado del faraón Micerino, constructor de la última pirámide de Guiza. También cerca de las pirámides han excavado un pueblo, situado cerca de un monumento dedicado a la reina Jentkaues, posiblemente una hija de Micerino. Los cuarteles se encuentran en la ciudad, mientras que los restos descubiertos de la dársena podrían ser parte de un puerto que se encuentra junto a la ciudad de Jentkaues.

Varios descubrimientos en la ciudad y en la ciudad de Jentkaues sugieren que Guiza fue un próspero puerto, dijo el arqueólogo Mark Lehner, director delAncient Egypt Research Associates. Por ejemplo, la dársena que descubrió el equipo de Lehner junto a la ciudad de Jentkaues, se encuentra sólo a 1 kilómetro del canal del río Nilo más cercano.

Esta dársena puede ser “una extensión de un puerto o un paseo marítimo”, dijo Lehner en un simposio celebrado recientemente por la Society for the Study of Egyptian Antiquities. Lehner declaró que su equipo también encontró en Guiza restos de carbón de cedro, enebro, pino y roble, todos los árboles que crecían en el Mediterráneo oriental, junto con más de 50 ejemplos de “cerámica peinada” (cerámica con líneas de decoración en forma de rayas similares a las que deja un peine), un estilo de cerámica característica de esa región. Además, grandes cantidades de granito de Asuán, lugar ubicado en la frontera sur del antiguo Egipto, han tenido una conocida presencia durante mucho tiempo en Guiza, y este granito podría haber sido traído por el río Nilo hasta el puerto de Guiza.

“Guiza fue el puerto central durante tres generaciones, Keops, Kefrén, Micerino”, dijo Lehner en su presentación, en referencia a los tres faraones que construyeron las pirámides de Guiza.



Una presencia militar

Dónde hay un puerto hay marineros. En la ciudad, los arqueólogos encontraron evidencia de una serie de largos edificios llamados “galerías” que acogieron a las tropas que podrían haber participado en los viajes hacia Levante y que posiblemente estaban custodiaban a personas importantes cuando se encontraban en Guiza. Estas galerías tienen cerca de 7 metros de altura y cada conjunto medía por lo menos 34,5 metros de largo, de norte a sur.

Primero los arqueólogos entendieron las galerías como habitáculos para estos trabajadores de las pirámides, algo que los descubrimientos recientes ponen en duda. En las últimas excavaciones de las galerías del equipo de Lehner se encontraron restos de carbón de madera, sobre todo de cedro, que procedía originalmente de Levante.

“¿Qué hacía todo este cedro del Levante en los cuarteles de unos trabajadores comunes?” se preguntó Lehner. De hecho, estas tropas están representadas en las tumbas de los funcionarios de alto rango y en los templos piramidales. “Hay representaciones de estos grupos, de estas tropas, que se repiten una y otra vez”, declaró. Agregó también que la palabra para designarlos se puede traducir como “escolta” o “el seguidor”. Cada galería individual podría contener a unas 40 personas cómodamente, que es una unidad de estas tropas en las que podrían estar organizados, dijo Lehner.

“Me pregunto si realmente estamos viendo los cuarteles, no las viviendas de los trabajadores sino de las tripulaciones de élite de los buques”, dijo Lehner. Un faraón llamado Sahura tenía imágenes en su Templo del Valle (una parte de su complejo piramidal) de las tropas cercanas del rey: “la nave del Estado real”, señaló.

Las sospechas de Lehner sobre que las galerías estaban destinadas a las tropas se reforzaron en 2012, cuando los arqueólogos descubrieron una cadera rota de hipopótamo. En el antiguo Egipto, los hipopótamos se consideraron animales con efectos nocivos, ya que éstos se comían los cultivos durante la noche. “Los jóvenes soldados salían y los arponeaban”, dijo a la audiencia de Toronto.

En realidad hay un ritual en el que un hipopótamo era capturado y arponeado hasta la muerte. Este ritual podría haber tenido lugar en un lugar público de Guiza, como por ejemplo el puerto, después la carne de hipopótamo (aparentemente bastante sabrosa) se consumía por las tropas de las galerías.

Estas tropas no siempre conseguían la mejor comida. La carne de hipopótamo habría sido un respiro en su dieta diaria. Los huesos que los arqueólogos encontraron en las galerías indican que consumían gran cantidad de cabra y oveja, así como aceite, huesos, pez gato, dijo Richard Redding, jefe de investigación de Ancient Egypt Research Associates, en otra presentación expuesta en un simposio. Las tropas no llegaron a consumir mucho ganado o perca del Nilo, alimentos que se consideraron los más deseables en cuanto a carne y pescado se refiere.

Redding es también un científico investigador en el Museo Kelsey de Arqueología de la Universidad de Michigan.



¿Dónde están los constructores de las pirámides?

Los recientes descubrimientos en Guiza nos desvelan un misterio: ¿Dónde se ubicaban las viviendas de los artesanos constructores de las pirámides, de los trabajadores fijos?.

La respuesta puede estar en las propias pirámides. “Probablemente podríamos estar en lo cierto si imaginamos a los trabajadores alojados en las inmensas rampas de la pirámide inacabada que se estaba elevando”, dijo Lehner en un correo electrónico a LiveScience. Añadió que también podrían haber estado viviendo en las canteras, en viviendas sencillas parecidas a cobertizos (“lean-to´s “).

Los restos de estos trabajadores se encuentran en antiguos vertederos cerca de las pirámides. “En 2004 ayudamos a los inspectores de Guiza a salvar el material de un inmenso basurero que estaba en la parte norte de la Gran Pirámide”, dijo Lehner en el email. “No hemos encontrado restos de las cabañas de los trabajadores o de cobertizos (lean-to´s), pero hallamos huesos de ganado viejo, tiras de tela, cuerdas de todas la medidas, fragmentos de madera, incluyendo parte de un martillo, y otros materiales de los trabajadores.”

Fuente: http://www.huffingtonpost.com/2014/01/29/ruins-port-barracks-unearthed-egypt-giza-pyramids_n_4688041.html


5 febrero 2014

Por: AEDE Info

No hay comentarios :