domingo, 25 de agosto de 2013

Saquean un museo en Egipto

El Museo Malawi sufre el saqueo más grave conocido hasta ahora debido a la situación de caos en Egipto. El pasado miércoles los saqueadores robaron una preciada estatua de 3.500 años, joyas, abalorios y más de 1000 objetos.
La escalada de saqueos en el Museo Malawi, en Minya, ciudad al sur del Nilo, hace patente el vacío de seguridad de ciudades fuera de El Cairo, sin presencia policial.
saqueo museo malawi egipto
Días antes de este suceso, el edificio no presentaba seguridad alguna cuando un grupo de jóvenes prendieron fuego a momias y rompieron a pedazos esculturas de piedra caliza. Según la arqueóloga Mónica Hanna, los jóvenes alborotadores justificaron sus actos vengándose del gobierno por la matanza de civiles en el Cairo. La arqueóloga respondió que esos hallazgos pertenecen al pueblo egipcio. Al intentar darles caza, Hanna y el oficial de seguridad recibieron disparos disuasorios por parte de un grupo defensor de los chicos.
Esta falta de personal de vigilancia se debe al tiroteo sufrido por la policía por individuos armados el pasado lunes. De hecho, el agente encargado de repartir las entradas del museo fue asesinado, según el Ministerio de Antigüedades.
Entre las piezas robadas, se encuentra una estatua la hija del faraón Akhenaten, mandatario de laXVIII dinastía. Otros objetos eran monedas grecorromanas de oro y bronce, cerámica y esculturas de animales sagrados.
A pesar de la amenaza de los francotiradores, se pudieron rescatar cinco sarcófagos egipcios, dos momias y demás objetos que los saqueadores dejaron en el museo.
El Museo se encuentra a 300 km al sur de El Cairo y es un vestigio del periodo Amarna, que toma su  nombre por su localización al sur de Egipto, residencia de Nefertiti.
“Se robaron 1.500 obras del museo”, declaró la Fuerza del Patrimonio Egipcio, compuesta por un grupo de arqueólogos que emplean las redes sociales para concienciar de las excavaciones ilegales y saqueos.
El director de los museos para el Ministerio de Antigüedades, Ahmed Sharaf, afirmó que dos estatuas serán devueltas al museo el lunes. Según sus declaraciones a Associated Press, la policía no arrestará ni presentará cargos contra los saqueadores, aunque se concederán recompensas en caso de devolución de los objetos sustraídos.
Hasta ahora, la policía no ha sido capaz de controlar la seguridad del museo, declaró el director. Este acusa a los hermanos del depuesto presidente Mohammed Morsi, por motivar protestas contra el gobierno, saqueos y ataques a las comisarías.

No hay comentarios :