lunes, 27 de mayo de 2013

Una réplica del templo de Abu Simbel recorrerá España


El artesano egipcio Hany Mostafa ha empleado cinco años para construir una réplica casi exacta del célebre templo, instalado en Jerez de la Frontera y que visitará otras ciudades españolas.

El Museo Abu Simbel, una réplica del gran templo egipcio de Abu Simbel que ha sido creada por el artesano egipcio Hany Mostafa, se podrá visitar en Jerez de la Frontera (Cádiz) desde el 24 de mayo hasta el 14 de julio de 2013. La réplica del templo, que ya ha sido expuesta en Portugal entre agosto de 2012 y febrero de 2013, ha sido instalada en el céntrico Parque del Retiro. Posteriormente viajará por diferentes ciudades españolas, entre ellas Málaga, Sevilla, Valencia, Madrid y Barcelona, y seguirá su recorrido por el resto de Europa. 
Abu Simbel fue el majestuoso templo que erigió Ramsés II en la lejana región de Nubia, al sur de Egipto, para mostrar su grandeza. La construcción se inició alrededor del año 1284 a.C. y se prolongó durante unos 20 años. El faraón se representó a sí mismo como una divinidad para asegurarse la obediencia de los nubios, ya que pensó que no se atreverían a enfrentarse a un dios. También se mostró como un guerrero que derrotaba a los enemigos del país del Nilo. El muro norte del templo relata la batalla de Qadesh, la más famosa del reinado de Ramsés II, contra los asiáticos hititas.  
Hany Mostafa se ha dedicado profesionalmente a la industria metalúrgica, pero siempre ha sentido una veneración especial por los templos de sus antepasados y por toda la herencia de la antigua civilización egipcia. Su apego por el arte manual y la búsqueda de la belleza arquitectónica, escultórica y pictórica le ha llevado a crear una réplica del templo de Abu Simbel, tras visitar el original en numerosas ocasiones. En 2011, tras cinco años de intenso trabajo junto a ocho artesanos, finalizó su obra y viajó por las diferentes capitales europeas con el fin de dar a conocer su trabajo y planificar una muestra itinerante, que también incluye danzas y bailes tradicionales, un mercado artesanal de productos de Egipto y degustaciones de la gastronomía típica de este país.
La fachada de esta réplica reproduce con exactitud la célebre fachada del templo original, con sus cuatro estatuas monumentales que representan a Ramsés II, una de las cuales, la de la izquierda, se partió durante un terremoto y sólo quedó intacta su parte inferior. El museo Abu Simbel consta de cuatro salas: la fachada, que es la sala A; la gran sala hipóstila o sala B; la segunda sala hipóstila o sala C, y el santuario o sala D. Las pinturas más importantes han tardado casi seis meses en realizarse. El diseño, las esculturas, las imágenes y los tamaños son muy semejantes a los del templo original de Abu Simbel. 

-FUENTE: Historia National Geographic | nationalgeographic.com.es

No hay comentarios :