domingo, 24 de febrero de 2013

Culturas del Mundo Antiguo: Egipto


Situarse en la historia del antiguo Egipto, supone considerar al río Nilo como el mayor factor de organización territorial de esta cultura. Los egipcios, desarrollaron no sólo estrategias para sobrevivir en un medio desértico, sino que también encontraron el modo de perpetuarse más allá de la muerte desde lo religioso y lo material. Así, las grandes pirámides, los templos y tumbas, siguen despertando y multiplicando el interés en el mundo de la ciencia y del público. Prueba de ello se manifiesta principalmente, en el numeroso caudal de investigaciones y el incremento del turismo en el nordeste africano. 


Gran pirámide de Guiza. Tarjeta postal del siglo XIX.

Según Patricio H. Randle, no puede entenderse la urbanización de Egipto, sin tener en cuenta su realidad geográfica. Sí los valles de los grandes cursos de agua han sido los lugares más apropiados para que florecieran las grandes Culturas de la Antigüedad, el caso del Nilo es el más paradigmático de todos. Y lo es indudablemente, por que exceptuando al valle fluvial, el resto del territorio egipcio es un gran desierto arenoso y rocoso. Estos factores, potencian aún más el pensamiento del autor, al considerar un entorno geográfico no del todo favorable para el Pueblo Egipcio. Un condicionamiento que sin lugar a dudas, no impidió ubicar a esta Cultura, como una de las más relevantes del Mundo Antiguo. 


Imagen satelital del Valle del Nilo

El extenso valle al que nos referimos, permitía el desarrollo de las actividades agrícolas y regulaba el ordenamiento urbano, ya que, la construcción de los canales de riego y el abastecimiento de agua se constituían en el principal motor de organización espacial de la sociedad egipcia. Un ordenamiento, que requería de los catastros y de la división de las tierras arrendadas a los siervos o aquellas que se adjudicaban a los esclavos.


Cuenca del Nilo

En este contexto, la cultura egipcia lleva a cabo las grandes construcciones que perviven hasta la actualidad. Una cultura material embuída en lo religioso y la vida más allá de la muerte. Las Pirámides son la mayor síntesis de estas variables, no sólo por su magnitud, sino también por los sistemas constructivos empleados y la perfección arquitectónica.

Según Cora Dukelsky, las pirámides representaban la posibilidad de ascender al cielo, de conectar lo terrenal con lo celestial. La idea de perfección celestial estaba implícita en la forma geométricamente pura y en su cuidadosa ubicación en relación al universo: la disposición de la pirámide está vinculada a los puntos cardinales y sus ejes coinciden con esas direcciones.

VIDEO RELACIONADO:


La pirámide se compone de tres cámaras principales, dos situadas en el interior de la pirámide, actualmente denominadas Cámara del rey y Cámara de la reina, y una en el subsuelo, la Cámara subterránea. A las cámaras se accedía desde el lado norte, por un pasaje descendente, obstruido al final por grandes bloques de granito, que comunicaba con dos pasadizos, uno ascendente, que desemboca en la Gran galería, y otro descendente, que llega hasta la Cámara subterránea.


La Gran Pirámide de Guiza


Sección Sur-Norte de la Gran Pirámide
Cámaras y pasajes interiores

1. Acceso original, en la cara norte, actualmente obstruido

2. Acceso actual, ordenado abrir por Al-Mamun

3. Bloques de granito, sellando el acceso al pasaje superior

4. Pasaje que comunica con la Cámara subterránea

5. Cámara subterránea

6. Pasaje de acceso a la Gran galería

7. Cámara de la reina

8. Pasaje que comunica con la Cámara de la reina

9. Gran galería

10. Cámara del rey y cámaras de descarga

11. Antecámara

12. Pasaje perforado que comunica con la Gran Galería y la Cámara subterránea

7-10 Canales de ventilación 


Infinidad de teorías, se han establecido respecto a la construcción de las pirámides; pero desde los testimonios históricos más antiguos, Herodoto (historiador griego del siglo V a. C.) es el que nos aporta algunos datos de interés al respecto. Para él, la estrategia constructiva, se basó en un sistema de rampas de madera que, permitían el levantamiento sucesivo a modo de hiladas horizontales. Una tarea por demás compleja, considerando las condiciones geográficas a la que nos referimos y teniendo en cuenta que la Pirámide de Keops (la mayor teniendo como referencia a las de Kefrén y Micerinos , principalmente) se alza a más de ciento cuarenta metros de altura. Una proeza que contó con una gran mano de obra y con una vinculación no sólo religiosa sino también política. Algo que podríamos interpretar hoy como una cuestión de Estado y no carente de un significado de perpetuidad del faraón como un ser divino en la tierra y más allá de ella. 


Interpretación de la construcción descrita por Heródoto. Según Antoine-Yves Goguet. 1820.


Interpretación de la maquinaria descrita por Heródoto. Antoine-Yves Goguet. 1820. 


Barca funeraria de Keops hallada en un foso junto a la Gran Pirámide de Guiza. 

Este es quizás, el apecto más complejo del mundo egipcio y el que nos conduce una y otra vez a situarnos y repensar acerca de todos los siglos transcurridos y de un momento histórico tan lejano en el tiempo pero tan cercano; un tiempo que los egipcios supieron prolongar en su cultura material llegando hasta nosotros y que aún hoy siguen despertando interés y motivando a los investigadores en busca de nuevas respuestas.

Bibliografía de referencia:

Randle, Patricio A. Breve Historia del Urbanismo. La ciudad antigua. Editorial Claridad S. A. Buenos Aires, 1994.

Dukelsky, Cora. Influencia de las Creencias Religiosas en el Arte Egipcio. Facultad de Filosofía y Letras. Universidad de Buenos Aires, 1994. Fichas de Cátedra.

Fuente de las Imágenes: http://es.wikipedia.org/wiki/Wiki

FUENTE ARTÍCULO http://www.historiayarqueologia.com/profiles/blogs/culturas-del-mundo-antiguo-egipto

No hay comentarios :