viernes, 19 de octubre de 2012

La Gran Pirámide


¿Una construcción funeraria o ritualistica? La constante pi de sus proporciones...sus 2.800.000 bloques, de hasta 80 toneladas cada uno, 27.000 de ellos pulidos con una precisión telescópica... constatan el empleo de una tecnología imposible para la época. Una datación que oscila entre los 2.500 años aC de la Gran Pirámide, en tiempos de Keops, de la IV Dinastía, según los arqueólogos, y los 10.000 años de antigüedad que muestran los análisis geológicos. Curiosamente, la reciente hipótesis sobre el alineamiento astrológico de las Pirámides de Gizeh con las estrellas de la constelación de Orión, abogan en favor de la datación más disparatada.


Esta tumba fue hallada en el Pero el problema surge con la trascripción del jeroglífico de la conocida Estela del Inventario, que daba a conocer que la Gran Pirámide ya estaba construida en tiempos de Keops, y era llamado el Templo de Isis. Lo peor de todo, fue la gran pérdida que todos sufrimos cuando su revestimiento en granito rosado, que constaba con unos 27.000 bloques completamente grabados con signos jeroglíficos y que situaban el verdadero origen y utilidad de esta pirámide, fueron expoliados por un emir que los utilizó para construir muchos de los antiguos edificios que hoy en día se levantan en El Cairo.


Esta tumba fue hallada en el valle de los reyes noviembre de 1922 por Howard Carter y contenía los innumerables tesoros del joven faraón Tutankatón que posteriormente se cambió el nombre a Tutankamón restableciendo el antiguo culto a Amón Ra cosa que le honró entre los suyos. Y como hecho anecdótico hay que resaltar que un pequeño grabado que había en la entrada a la tumba del faraón advertía que una terrible maldición caería sobre aquellos que osaran perturbar el sueño eterno del faraón. Al poco del maravilloso hallazgo, todos los que participaron en la excavación murieron por causas extrañas, excepto su propio descubridor, Carter.

Así pues, la única prueba que hoy existe para aceptar que la Gran Pirámide fue construida para el reposo de dicho faraón, es la de un sello grabado encontrado en el interior de la Cámara de Descarga del cual se duda incluso y se atribuye a una posible falsificación del coronel Vyse, que fue el que descubrió las últimas cuatro cámaras, pues la primera la descubrió Nelson.

Aceptando las teorías de los arqueólogos, en la construcción de la gran pirámide, se tardaron unos 20 años con más de cien mil hombres trabajando en ella. Y en la construcción de la calzada o vía por la que iban a transportar los enormes bloques de piedra calcárea desde la cantera, se tardaron más de diez años. Las preguntas son obvias: ¿cómo harían más de cien mil hombres durante veinte años para trabajar en un mismo lugar, sin molestarse unos a otros?, ¿cómo transportaban esos inmensos bloques de piedra que pesan de 2 a 80 toneladas cada uno, desde las canteras de Aswan que están a unos 1.000 kilómetros de distancia?, ¿cómo cortaban los bloques de granito, con sus simples útiles de cobre, ya que no conocían el hierro? ¿cómo subían a la cima de la pirámide (148 metros) estos bloques de 80 toneladas, cosa que hoy es imposible?
Podríamos seguir planteando preguntas, pero primero vamos a sugerir algunas hipótesis que, por descabelladas que parezcan, quizás sea la base de sustento para pensar que la cultura egipcia pudo tener otras raíces. Según los datos arqueológicos, con cien mil hombres trabajando constantemente en la construcción de la pirámide, que consta de 2.800.000 bloques que pesan de 2 a 80 toneladas, para poder terminarla en veinte años tendrían que haber colocado, situado, orientado, pulido y grabado uno de esos pesados bloques cada 3 minutos y sin utilizar poleas ya que en aquel entonces no las conocían.


Para complicar más la dura tarea, decir que no se han encontrado vestigios de amarres de cuerdas y nada por el estilo, así pues no nos olvidemos del transporte que en ocasiones no era nada sencillo. Además como dato curioso, para el fijado de los bloques utilizaban un yeso de fraguado rápido, cosa que una vez fijado el bloque era imposible moverlo para su orientación. Para la construcción de cada uno de los bloques de granito que recubrían la pirámide que tenían unos 20 metros cuadrados de superficie cada uno, se emplearía la misma tarea que para el pulido del espejo del observatorio del Monte Palomar.

Así pues, lo que hoy en día conseguimos con la moderna tecnología en varios meses de pulido, ellos, supuestamente lo harían con los 27.000 bloques utilizados. De esta forma, para conseguir pulir todos los bloques de granito en 20 años, deberían de haber pulido unos 3´6 bloques por día, ¿no les parece a ustedes algo exagerado? Según los arqueólogos, para el pulido simplemente se utilizaba arena y un ladrillo


La Gran Pirámide de Keops aún esconde secretos


La Gran Pirámide de Keops aún esconde secretos


La mayor pirámide de la meseta de Giza, la pirámide de Keops, esconde todavía muchos secretos que esperan ser desvelados en el periodo de unos meses. Uno de estos grandes secretos estaría oculto tras una de las puertas de la galería sur, declaró Zahi Hawass, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades Egipcias.
Hawass, que inauguró a principios de septiembre la exposición de fotografías “Un viaje secreto: Egipto enigmático” en Madrid, comunicó a la prensa que desvelar estos secretos es uno de sus próximos objetivos. También dijo que el año 2011 será un año clave para la arqueología.
Gracias a un robot diseñado por la Universidad de Leeds, el equipo que lleva a cabo la investigación pretende colarse en zonas de la Gran Pirámide de Keops que aún no han sido exploradas. En dichas zonas podría haber nuevas cámaras aún no descubiertas.

“Es, de hecho, el misterio más importante de la Gran Pirámide, necesitamos saber qué esconden estas puertas”, dijo.
Asimismo, Hawass, en un acto de puro misterio egipcio, también explicó a la prensa que dentro de poco revelaría un hallazgo que atraería la atención de todo el mundo.
Después de tantos años de estudio de los colosos puntiagudos, aún quedan secretos para ser revelados. Es sencillamente increíble. Egipto es una tierra de misterios.
Fuente: Agencia EFE
URL: http://efe.ikuna.com/56_videos/856530_la-gran-piramide-esconde-aun-grandes-secretos.html

Aquella momia era un faraón, estoy segura


“A esta momia la bautizamos con el nombre de Indiscreta”, dice Rosa Dinarès poniéndome sobre el plato el catálogo abierto por la página en que aparece la foto de un cuerpo embalsamado que le haría perder el apetito a más de uno. La científica se anima al observar mi cara de interés (por suerte no ha visto la expresión del camarero) y prosigue con complicidad. “La denominamos así porque está sin vendaje y el pubis aparece muy marcado, con vello y todo”.
Desde luego, no es una desnudez muy provocativa. Estamos hablando de la momia egipcia número 7 de las 18 que fueron halladas junto a la tumba de Monthemhat (TT 34), en la necrópolis tebana de El-Asasif, cerca del templo de Der-el Baharí (Luxor). Dinarès, que es médico radióloga del Hospital General de Cataluña, se encargó de radiografiar sobre el terreno en 2009 al macabro pero tan interesante conjunto en el marco del Proyecto Monthemhat, con amplia participación española. La investigadora pasa revista con cariño, casi con ternura al resto de las momias. El hombre dorado, La princesa azul, Secreta… ¿Secreta?“Tenía un bulto, como si guardase algo, en realidad era una escoliosis dorsolumbar severa. Mira esta, Piglet, por fea, pobrecita”.
Las radiografías arrojaron algunas sorpresas, como Piernas bonitas.“Pensábamos que era mujer y resultó ser un hombre, observa qué bien le habían vendado el miembro”. Dinares habla con entusiasmo y sin falsos pudores —no en balde es médico—. Recuerda con enorme nostalgia su trabajo en Egipto, días felices cruzando el Nilo para ir a radiografiar momias y, luego, a personas vivas que aprovechaban la circunstancia de que la misión arqueológica contaba con un aparato de rayos-X portátil para pasar consulta.
Mientras da cuenta de su huevo poché con vichyssoise —la conversación no le afecta al apetito; yo opto por ensalada—, la prestigiosa radióloga explica cómo desde pequeña en su Vic natal se apasionó por las momias (en el Museo Episcopal se conserva una, egipcia). Dudaba entre ser médico o egiptóloga: al cabo, vendar las muñecas se podía interpretar como lo uno o lo otro; su padre le recomendó lo primero y ella siguió el consejo, pero con el tiempo ha llegado a ser ambas cosas. Opina que los egipcios sabían mucho más de medicina de lo que creemos comúnmente. Y dice que tratar aquellos cuerpos de la antigüedad le ha proporcionado paradójicamente una perspectiva aún más humana de su oficio.

“Hubo una momia especial”, señala con tono de confidencia. “No pertenecía al grupo pero también la radiografíe; era de un hombre alto, fornido, muy masculino, de porte regio y con los brazos cruzados sobre el pecho. Carecía de inscripciones o cualquier indicio de identidad. Pero estoy convencida de que era un faraón”. La palabra cae sobre la mesa destellante con un resonar de oro y durante unos momentos la radióloga resplandece envuelta en el brillo de sus contagiosos sueños.Se muere de ganas de volver a Egipto. “Nunca tendré un servicio de radiología como aquel a las puertas del templo de Hatshepsut”, suspira entrecerrando sus ojos de un gris verdoso como el río sagrado. La observo iluminada por el sol de la terraza, con su vestido de lino azul y abalorios que recuerdan a los del III Periodo Intermedio, y siento un escalofrío.
FUENTE EL PAÍS

Josep Padró “Me tendrán que sacar a rastras de Egipto”


Josep Padró (Barcelona, 1946), catedrático emérito de la Universidad de Barcelona (UB) y director de las excavaciones de Oxirrinco, se ha convertido en el decano no solo de los egiptólogos catalanes sino de los españoles y se aproxima a la edad de momificación, uy, perdón, de jubilación. Pero eso no le arredra, qué va. ¿Qué importancia puede tener la edad cuando hablamos de las pirámides? (el tiempo las teme, etcétera). Él sigue activo en sus estudios y excavaciones, desentrañando los antiguos misterios y realizando apasionantes hallazgos en la vieja Oxirrinco: lo último, "más de un millar de peces" dispuestos ritualmente en la necrópolis de la ciudad, consagrada precisamente al pez de ese nombre (Mormyrus oxyrhynchus), que tuvo el atrevimiento de tragarse el pene del desmembrado Osiris. "Me tendrán que sacar a rastras de Egipto", asegura Padró, para el que el país de los faraones es una segunda, si no la primera, casa. Dice que Egipto le vivifica y que nunca se ha sentido enfermo allí, pero es que vamos, ni una triste diarrea. "En todo caso me he puesto mal al volver, allá no me duele nunca nada. En Barcelona me canso al subir y bajar las escaleras del Metro pero jamás me han flaqueado las piernas en las empinadas escaleras de las tumbas".
Para él, desde luego, no se puede hablar de maldición de los faraones. Suspira, evocando sin duda la belleza inmortal del Nilo, los crepúsculos sobre la orilla oeste, el lento fluir de la arena en el reloj eterno de las ruinas. "No me pasa por la cabeza estar lejos de Egipto. Hasta que el cuerpo aguante...".


Se adaptó rápido aunque le siguieron sisando rupias algún tiempo en el precio del transporte fluvial al banco oeste. En el 76 volvió para el primer congreso de egiptología. Luego consiguió una plaza en la Uned y conoció a Juan Francisco Presedo que le fichó para excavar en 1979 en Heracleópolis Magna. Después lo hizo otras campañas en los ochenta con la siguiente directora, Mari Carmen Pérez Die. "En 1992 me busqué la vida por mi cuenta y comencé a excavar, con los egipcios y la UB, en Oxirrinco, y ya llevo veinte años". Recalca que allí se ha dejado literalmente las pestañas.La historia de la relación de Josep Padró con Egipto arranca cuando de niño, enfermo —precisamente— de gripe, su madre le dio, en vez de la entonces habitual revista catalana infantil En Patufet, un libro sobre el Valle de los Reyes que, dice, debía ser muy malo pero que despertó su interés. Luego vinieron otros volúmenes de civilizaciones desaparecidas. Estudió Filosofía y Letras y la especialidad en Historia Antigua. En un momento decisivo de su vida tuvo que escoger entre Egipto y el paleolítico. Optó por Egipto, obviamente; el paleolítico le parecía muy lejano, y poco gratificante, ¿por qué contentarte con un diente si podías tener un templo? (¡o una momia!) Tras completar sus estudios en París, Padró, que insiste en que su acercamiento a la egiptología ha sido siempre más racional que sentimental, tuvo su primer encuentro físico con el país en 1975, al viajar con Martín Almagro a fin de embarcar piezas del Museo Egipcio de El Cairo para la exposición Arte faraónicoque se vio en Madrid, Zaragoza, Barcelona (Drassanes) y Valencia. Almagro le dejó dinero luego para que se quedara unos días en Egipto y Padró visitó Giza, Saqara, Lúxor. "Hice diapositivas como un poseso", rememora. Encontró el país y a sus gentes muy agradables y no ha dejado de considerarlos así. "Me conoce todo el mundo, es como si fuera uno de ellos, nunca he tenido ningún problema; ¿ahora?, ¿la posrevolución?, apenas se nota nada, todo sigue su curso".

Triste honor

El egiptólogo catalán considera “un triste honor” ser el decano de los egiptólogos y cuando le animo saludándole como "nuestro Champollion", niega vehementemente: "No, no, solo el veterano". Dice que los momentos más emocionantes han sido al hallar tumbas. Lo más desagradable, las oposiciones, las reticencias del establishmentuniversitario, el avance, "como un cangrejo", de los estudios académicos de la materia en nuestro país. Siempre se ha quejado de eso, lo que, sumado a su carácter, que puede parecer no especialmente afable, le ha granjeado fama de cascarrabias.
"Estoy prejubilado, soy catedrático emérito desde 2010, ya no practico la docencia aunque sí la investigación. Este año no obstante hemos he montado un máster de Egiptología en la UB". La egiptología sufre recortes pero Padró ha recibido garantías del ministerio de que tendrá dinero para la próxima campaña. Ayuda el que los proyectos arqueológicos en Siria estén paralizados. Además ha conseguido un convenio por el que la Universidad de Montpellier (Francia), ayudará en la financiación durante tres años.
Le pido que nos hable de las novedades en Oxirrinco. La última campaña ha sido en febrero y marzo. "Hallar un banco de peces en el desierto tiene gracia", apunta. "Estamos pendientes de saber de qué especie son". Desde luego no parece que se trate de un mercado. "Es algo ritual, seguro, un ritual desconocido hasta ahora. Hemos de ser cautos, pero es tentador pensar que puedan ser peces oxirrincos". Estaban en medio de la necrópolis (saíta-grecorromana), puestos en capas, algunas separadas por hojas de palma. También han descubierto lo que parece una calle porticada que atravesaba la necrópolis de este a oeste, con dos filas de columnas corintias. Padró cree que podría tratarse de una vía procesional del río al templo de Osiris (Osireion) que descubrieron en 2000 en el desierto. Han hallado también esta vez un edificio, posiblemente otro templo, con una puerta, que permanece sin abrir... Padró cae en un silencio cargado de enigmas. Del que regresa para establecer: "Hay que seguir mirando a Egipto".

FUENTE EL PAÍS

Somtutefnajt

Padró recuerda que nos conocimos en 1988 en el Valle de las Reinas (¡dónde mejor! —en el sentido egiptológico—), necrópolis tebana en la que excavaba aquellos días Christiane Desroches Noblecourt, fallecida el año pasado casi centenaria. "Ya estaba jubilada entonces y continuaba excavando", recalca Padró, pensando seguramente en sí mismo. Luego hemos vivido muchas cosas juntos: he visto momias con él en Oxirrinco e incluso compartimos la ocasión en que sacaron en volandas a Omar Sharif del Museo Egipcio de El Cairo durante una tumultuosa velada. Como siempre, Padró es capaz de despertar el ansia de Egipto y de los sueños faraónicos con apenas un nombre. "Somtutefnajt", murmura. Era un general del faraón Psamético I, avanza, "y hemos podido leer su nombre en las inscripciones de la tumba 1 de la necrópolis saíta de Oxirrinco"...

Nacen las ‘Humanidades digitales’



La disciplina recrea extintas civilizaciones con interfaces virtuales, donde los testimonios de desastres se juntan en bases interactivas de datos


¿Qué tienen en común las pirámides de Giza en el antiguo Egipto con los manifestantes que usan Twitter en El Cairo actual? ¿Cómo influyeron los escritos de Tomás de Aquino en un campo que hoy en día usa los programas de captura del movimiento de películas como Avatar?
Las respuestas a estas preguntas se encuentran en una disciplina relativamente nueva conocida como humanidades digitales, en la que pueden recrearse civilizaciones que han desaparecido hace tiempo como interfaces virtuales, y en la que el testimonio personal de guerras, desastres y revoluciones se puede juntar en bases de datos interactivas.
“Hasta hace bastante poco, este campo solía llamarse ‘informática de humanidades”, señala Jeffrey Schnapp, cofundador de metaLAB en el Centro Berkman para Internet y la Sociedad de la Universidad de Harvard. Según Schnapp, el campo se originó en 1949, cuando un sacerdote jesuita convenció a Thomas Watson, fundador de IBM, de que financiara su trabajo de recopilación para crear un catálogo informatizado y con opción de búsqueda de los escritos de Aquino.
La investigación “se difundió”, durante décadas, indica Willard McCarty, catedrático del departamento de humanidades digitales del King’s College de Londres. “Luego, cuando se inventó Internet, a principios de los noventa, la gente empezó a poner todo tipo de material en la Red. Y de repente podías tener acceso a manuscritos e imágenes que solo podían ser vistos si recorrías toda Europa”.

“Teníamos antiguos negativos en placas de vidrio y notas de campo que databan de la primera expedición del Museo de Bellas Artes de Harvard en 1904”, indica. “Queríamos que este material se pudiera usar más, y consultamos a Dassault Systèmes, una empresa francesa de modelado gráfico en 3D”.
En el sótano del recinto del Museo Peabody de la Universidad de Harvard, Peter der Manuelian, catedrático de Egiptología, prácticamente hace volar a los estudiantes por encima de la línea de los árboles hasta la meseta de Giza como era en el año 2500 antes de Cristo, en la época del faraón Khufu. “Esta es una extensión del trabajo tradicional que hacíamos, en el que tratábamos de reunir toda la documentación más antigua de Giza, que es probablemente el yacimiento arqueológico más famoso del mundo”, explica.
El resultado de esa colaboración es Giza 3D, un entorno virtual envolvente lanzado en mayo que deja que los visitantes escuchen los ritos funerarios de Khufu, se deslicen por las olas en el antiguo puerto de la ciudad o caigan dentro del pozo funerario de una pirámide que no ha sido visitado por los humanos desde hace más de 100 años.
Con aportaciones de expertos de Alemania, Estados Unidos, Italia, Austria y Egipto, el proyecto “es un portal completamente nuevo para realizar investigaciones”, asegura Der Manuelian.
Ciudad de Uruk, una colaboración entre la Universidad de Western Sydney en Australia y la Federación de Científicos Estadounidenses, difumina los límites entre las humanidades y las ciencias. Los científicos informáticos, usando la misma tecnología de captura del movimiento empleada en Avatar, trabajaron con historiadores para recrear una ciudad sumeria de 3000 antes de Cristo.
A primera vista, el Archivo de la Primera Guerra Mundial de la Universidad de Oxford parece menos llamativo: una colección de cerca de 6.500 artefactos relacionados con la Primera Guerra Mundial, que van desde las postales y las fotografías hasta una pierna de madera hecha para un soldado esloveno herido en el Frente del Este. Pero tanto la colección como su exposición habrían resultado imposibles sin Internet. Los ciudadanos fueron invitados a enviar contribuciones en 2008, cuando se puso en un archivo digital.


El Valle de las Sombras, un proyecto desarrollado por el Centro de Historia Digital de la Universidad de Virginia, también se centra en las experiencias de gente normal y corriente en época de guerra y en los diarios, las cartas, los discursos, los registros de las iglesias y los periódicos del condado de Augusta, Virginia, y del condado de Franklin, Pensilvania, durante la guerra civil americana.
“El trabajo que a un experto solía llevarle semanas, y para el que tenía que realizar viajes a tres bibliotecas diferentes, yo lo puedo hacer ahora desde mi ordenador portátil en cinco segundos”, dice Schnapp. Señala el archivo de Harvard de los desastres japoneses que reúne los registros del Gobierno sobre el terremoto, el tsunami y el accidente nuclear de 2011 con entradas en microblogs, vídeos de YouTube, blogs y testimonios de supervivientes.
Otro ejemplo es Hiperciudades Egipto, un proyecto desarrollado en la Universidad de California, Los Ángeles, que archiva y clasifica tuits de El Cairo. Permite leer lo que se está diciendo en tiempo real, y viajar hasta cualquier fecha desde el 30 de enero de 2011, pocos días después del inicio de las manifestaciones en la plaza Tahrir.
Según Schnapp, la explosión del cambio tecnológico ha transformado la naturaleza del aprendizaje —y de las universidades— de una forma que solo estamos empezando a entender. “Un archivo ya no es un montón de cosas; es un lugar donde podemos hacerlas”, asegura.

FUENTE EL PAÍS

Los templos egipcios necesitan una renovación


Los templos egipcios necesitan una renovación

11 mayo 2012
Los templos del complejo de Karnak se alzan majestuosamente en la orilla este del Nilo en Luxor, su imponente arquitectura hace alarde de gran y noble civilización del antiguo Egipto. Sabemos por datos históricos que en Karnak se mezclaban templos, capillas, columnas, torres, obeliscos y sobre todo el lago sagrado que ha fascinado a los visitantes durante al menos 2.000 años.
Al sur del complejo de templos de Amón-Ra, por debajo de la décima torre, se levantan las ruinas del templo de la diosa madre Mut. Desde su construcción por el faraón Amenhotep III (1388-1360 antes de Cristo), el templo llegó a ser un centro de interés para los faraones del Imperio Nuevo hasta losPtolomeos (310-30 antes de Cristo), quienes construyeron muchos templos asociados con el templo original de Mut y su lago en forma de media luna.

 
Templo de Mut

El recinto de Mut preservó su importancia incluso después de la conquista romana de Egipto en el año 30 antes de Cristo, pero comenzó a declinar poco después. Lamentablemente, el templo ha sido devastado a lo largo del tiempo: ha perdido algunas de sus características por completo y la mayoría de sus bloques fueron usurpados en la antigüedad y usados para construir otras de las estructuras deKarnak. Excepto por algunos muros, los cimientos y no menos de 600 estatuillas de granito negro de la diosa leona Sekhmet se encuentran dispersos en el patio. Algunos residentes de Tebas inclusoconstruyen sus casas dentro del recinto de los templos de Mut.

El templo cerró sus puertas al público en 1976 para que el Centro de Investigación Americano en Egipto (ARCE) y el museo de Brooklyn pudieran comenzar los trabajos de excavación y conservación en el recinto de Mut. Fue seguida de otra misión de la Universidad Johns Hopkins en 2001 liderada por el arqueólogo americano Betsy Bryan.

Templo de Mut

De acuerdo con la página web de ARCE, mientras se llevaban a cabo los trabajos en el templo de Mut entre 2007 y 2009 Bryan y su equipo continuaron apoyando el proyecto para conservar los pilares. Encontraron que el aumento y caída intermitente de la laguna sagrada del Nilo durante siglos ha causado el hundimiento del lado oeste del templo, creando un deslizamiento de más de 10 centímetros en algunas áreas del muro.
El equipo de Johns Hopkins ha desmantelado y reconstruido dos muros del templo en el lado oeste donde las pésimas condiciones habían desplazado los cimientos. Este trabajo primero requiere unacompleta documentación del muro antes de que puedan moverse los bloques. Una vez que se hayan movido los bloques, de acuerdo con lo que informa el equipo, la pavimentación fue levantada desde debajo del nivel de dos muros para exponer los bloques de los cimientos desplazados. Son recolocados y después se reconstruyen los muros. Se espera que la intensiva labor de mano de obra, llevada a cabo por el albañil Franck Burgos, contrarreste los efectos a largo plazo del daño causado por el agua y la sal para reconstruir los cimientos y preservar el templo.
Además, los trabajos comenzaron bajo la financiación de ARCE EAP para revelar y remover secciones de las columnas de un pórtico de Hatshepsut, descubierto en 2004, también continúan. El trabajo de Bryan ha revelado que a comienzos del reinado de Tuthmosis III (1479-1425 antes de Cristo, elementos del tambor de las columnas del pórtico de Hatshepsut y Tuthmosis durante su corregencia habrían sido desmantelados y usados en los cimientos cuando el templo fue ampliado. Después, en 2009, el equipo comenzó a reconstruir el pórtico con elementos de una puerta de piedra caliza que había sido enterrada junto con las columnas. Estas reconstrucciones fue un punto clave para los visitantes del templo de Mut en 2010.


Templo de Isis

Esta semana el Ministerio de Estado de Antigüedades (MSA) y ARCE pusieron en marcha un proyecto de restauración para limpiar y restaurar el recinto de Mut, así como desarrollar el área que lo rodea de manera que pueda ser abierta al público el próximo año.
El ministro de Estado del MSA Mohamed Ibrahim explica que los trabajos de desarrollo llevarán un año e incluirán una limpieza exhaustiva de los muros del templo; la restauración de los relieves y el establecimiento de un centro de visitantes con las antigüedades del templo, así como su plan de restauración y excavación que se llevan a cabo desde 1976 hasta la actualidad. Un documental sobre la diosa Mut y su rol en el antiguo Egipto se emitirá en el centro, así como un documental de los complejos de templos de Karnak completos.
Mientras tanto, en Luxor los restauradores de la ribera occidental y los obreros están trabajando duro en el templo de la diosa de la regeneración y la feminidad, Isis, en Deir Al-Shelwit, a cuatro kilómetros al sur de Medinet Habu. Un proyecto de desarrollo similar al del templo de Mut se está llevando a cabo por el MSA en colaboración con ARCE en el templo de Isis para que pueda ser abierto al público el próximo año.
Hoy en día el templo de Isis puede verse en ruinas. Incluye una pequeña edificación, las ruinas de un propileo decorado y bien cerrado por un muro de ladrillo. El muro exterior del templo es plano, mientras que la superficie interior está decorada. El santuario del templo tiene un pasillo junto con una capilla, un área de limpieza llamado wabet y escaleras que conducen a la azotea.
De acuerdo con las inscripciones encontradas en el propileo, el templo fue construido en el siglo I después de Cristo, pero hay una teoría de que el templo comenzó a ser construido durante el reinado del faraón Nectanebo II (360-342 antes de Cristo) y se terminó durante el periodo grecorromano.
Mansour Borak, el supervisor de las antigüedades de Luxor, dijo a Al-Ahram Weekly que el templo de Isis y Deir Al-Shelwir tienen gran importancia porque los edificios religiosos que datan del periodo grecorromano son únicos en esta área, donde éste era el único templo asociado con Isis y no con los dioses de la Triada Tebana (Amón, Mut y Jonsu).

Templo de Hathor

Borak dice que los relieves del templo eran similares a los del templo de Dendera y los de la Isla de File. Cartuchos de los emperadores romanos Galba, Otho, Vespasian, Julio César, Adriano y Antonino Pío están grabados en el templo y en el propileo. El muro exterior incluye bloques reusados de otras estructuras del antiguo Egipto que llevan los relieves del Imperio Nuevo.
Yendo río arriba a lo largo del Nilo, otros proyectos de desarrollo se están llevando a cabo por restauradores egipcios en el templo de Hathor en File al sur de Aswan.
En el lado este del templo de Isis, los arqueólogos están limpiando, consolidando y restaurando los bloques que una vez formaron el templo de Hathor construido por Ptolomeo VI y que se extendió al reinado de Ptolomeo VII y los emperadores romanos Augusto y Tiberio.
El templo consta de una cabina con 14 columnas con cabezas de Hathor, una pronaos y una terraza de culto en el patio de atrás frente al Nilo. Entre los relieves distintivos del templo destaca uno de un grupo de músicos tocando sus instrumentos para complacer y entretener a los dioses con la asistencia de su deidad, Hathor.
Lamentablemente, sin embargo, el tiempo ha hecho estragos con los muros del templo de Hathor y ha provocado el deterioro de algunos de los bloques, provocando grietas que se extienden por las paredes. Ibrahim dice que después de estudiar los bloques del templo los restauradores egipcios decidieron desmantelar y reconstruir el templo entero para corregir los trabajos defectuosos llevados a cabo por anteriores intentos de restauración. Ahora, después de un año de duro trabajo, el templo ha sido reconstruido y restaurado y será inaugurado oficialmente el próximo mes.
Osama Abdel-Wares, el director general de la Fundación de Antigüedades de Nubia, le contó a Weekly que la razón de la reciente restauración fue reparar las faltas arquitectónicas y decorativas realizadas durante las restauraciones anteriores. Los niveles de tierra eran desiguales y los muros y los pilares se apoyaban, mientras que los bloques estaban separados unos de otros por vacíos que fácilmente podrían haber llevado al derrumbamiento.
Abdel-Wares explicó que esta restauración ha corregido errores anteriores, mientras que los bloques más dañados serán remplazados por otros similares. Aquellos que se habían derrumbado han sidorestaurados e instalados en su posición original. Los bloques de cemento erigidos durante restauraciones anteriores para completar la arquitectura del templo y el relleno para sustituir los bloques que faltaban fueron remplazados por otros nuevos tallados de un material similar al original.


FUENTE REDHISTORIA

Incautan tapas de sarcófagos egipcios en Israel


Inspectores de las Autoridades de Antigüedades de Israel se han apropiado recientemente de dos tapas de sarcófagos egipcios que en el pasado, contenían antiguas momias. Las tapas fueron confiscadas por los inspectores de la Unidad de Prevención de Robos de Antigüedades mientras inspeccionaban tiendas en la plaza del mercado de la Antigua Ciudad de Jerusalén.
Las antiguas tapas, que están hechas de madera y recubiertas con una capa de yeso, están adornadascon impresionantes decoraciones y pinturas jeroglíficas de los antiguos egipcios. Los ataúdes fueron llevados para examinarlos bajo la sospecha de que eran propiedad robada.

 

Cubierta de uno de los sarcófagos encontrados en Israel
Después de someterse a un examen de expertos, que incluye la prueba del Carbono 14 para averiguar la edad de la madera, determinaron que los objetos eran auténticos y que tenían miles de años: uno de ellos data del periodo comprendido entre los siglos X y VIII antes de Cristo (Edad de Hierro) y el otro entre los siglos XVI y XIV antes de Cristo (finales de la Edad de Bronce).
Debido a que son objetos extraños hechos de material orgánico, serán custodiados bajo control de condiciones climáticas en los laboratorios de las Autoridades de Antigüedades de Israel en Jerusalén. Los sarcófagos de madera de este tipo se han encontrado sólo en Egipto y ha sido gracias al clima seco del desierto que prevalece allí.
Se sospecha que los ladrones de antigüedades egipcias saquearon antiguas tumbas en la región del Desierto Oeste de Egipto y después personas desconocidas pasaron las tapas por contrabando de Egipto a Dubái, y desde allí encontraron el modo de llevarlas a Israel como medio para llevarlas a un tercer país en Europa.
La evidencia de que han pasado por contrabando es que han dividido las cubiertas en dos partes, lo que ha causado daños irreparables en los antiguos objetos. Esto se hace para reducir las dimensiones y facilitar la ocultación y transporte en una maleta de tamaño estándar. Cubiertas de este tipo normalmente cubren sarcófagos hechos de madera de palma de 2 metros de largo, que contienen restos del embalsamamiento de una persona. No se sabe qué pasó con las momias y los sarcófagos.
Las Autoridades de Antigüedades de Israel informan que hasta hace poco, los anticuarios y otras entidades han explotado las lagunas legales por las cuales las antigüedades serias “limpiadas” por ellos. Estas antigüedades, que se alega han sido saqueadas de Oriente Medio y trasportadas ilegalmente, fueron importadas a Israel por anticuarios locales. En Israel, los objetos antiguos robados tienen siempre una documentación que les permite ser exportados y vendidos al mejor postor. Durante el proceso de compra-venta, los anticuarios podrían informar de que estas antigüedades son de origen israelí.
La regulación de la importación de antigüedades de Israel ha sido modificada recientemente. La nueva regulación, que comenzará a ser efectiva a finales de abril de este año, requiere una declaración de aduanas para la importación de antigüedades y una inspección preliminar de los elementos por las Autoridades de Antigüedades de Israel para la emisión de una licencia de importación.
Las Autoridades de Antigüedades de Israel, en cooperación con la Administración Tributaria y de Aduanas, prevendrán la importación de antigüedades en el país sin la documentación adecuada que indican que son exportados ilegalmente de su país de origen y reduce significativamente el proceso de “lavado de antigüedades” y el comercio de antigüedades robadas en el Medio Oriente.
De acuerdo con Shai Bar-Tura, inspector al cargo de supervisar el comercio de antigüedades en nombre de la IAA Unidad de Prevención de Robos de Antigüedades, “a partir del día 20 habrá una nueva realidad en el comercio de antigüedades de Israel. La nueva regulación nos proveerá de herramientas para prevenir la importación al país de antigüedades robadas o de contrabando en otros países, lo que nos permite contrarrestar el ciclo internacional de robo y el comercio de piezas arqueológicas robadas”.
Las Autoridades de Antigüedades de Israel quieren continuar esforzándose por preservar y proteger el valioso patrimonio histórico del Estado de Israel y ayudar a la lucha internacional contra el robo de antigüedades en el Medio Oriente.
Recientemente, las autoridades egipcias presentaron una solicitud pidiendo que las cubiertas de los sarcófagos robados fueran repatriadas. La solicitud egipcia está siendo considerada por las Autoridades de Antigüedades de Israel en cooperación con la Policía israelí y el Ministro de Asuntos Exteriores, y se está examinando la legalidad para poder devolver los objetos a su país de origen.


FUENTE REDHISTORIA

Encuentran una escultura de los hijos de Cleopatra y Marco Antonio

La egiptóloga Giuseppona Capriotti, miembro del Consejo de Investigación Nacional de Italia (CNR), afirmó el viernes que identificó una escultura de piedra arenisca (descubierta en 1918 cerca del templo de Hator, en Dendera), a los hijos mellizos de Cleopatra y Marco Antonio, datada entre los años 50 y 30 a.C.

 

Cleopatra Selene y Alexander Helios, hijos de Marco Antonio y Cleopatra

Se trata de una obra de poco más de un metro de altura que representa la figura de un chico abrazando a la de una chica.
Según la experta, esta estatua representaría a Alexander Helios y a Cleopatra Selena II, los hijos mellizos de la pareja. Hasta ahora, la única obra que representaba a los infantes es una escultura de Selena.

La famosa relación entre Cleopatra y Marco Antonio también tuvo como fruto otro chico, Ptolomeo Philadelphus. Los tres niños fueron llevados a Roma después del suicidio de los amantes y puestos a cargo de la hermana del emperador Octavio Augusto, Octavia. La mujer era también la viuda de Marco Antonio, por lo que aceptó a los descendientes de su fallecido marido de forma positiva. Años después, Octavio arregló el matrimonio de Selena con Juba II de Mauritania pero se desconoce qué pasó con los otros dos hermanos.
Capriotti cuenta que el niño tiene un disco solar en su cabeza, en tanto que la niña cuenta con una media luna y un disco lunar. Las serpientes, tal vez dos cobras, también serían diferentes, una representando al sol y otra a la luna. Ambos discos están decorados con el Ojo de Horus, un símbolo común en el arte egipcio.

 

Escultura de los hijos de Marco Antonio y Cleopatra

Por desgracia, los rostros no están bien conservados, pero podemos ver que el niño tiene el pelo rizado y una trenza en la parte derecha de la cabeza, típico de los niños egipcios. El cabello de la niña está dispuesto de una forma similar al conocido como ‘peinado de melón’, a menudo asociado a la dinastía ptolemaica y con Cleopatra en particular”, añadió la experta.
Si estos son verdaderamente los hijos de Marco Antonio y Cleopatra, sería la primera representación de los dos juntos que se ha descubierto.


FUENTE REDHISTORIA