jueves, 19 de enero de 2012

Los Jeroglíficos

                     



Los Jeroglíficos.
La escritura y los escritos

La palabra jeroglífico viene de las raíces griegas <hierós>, “sagrado” y <glýfein>, “grabar”.
Se estima que la escritura jeroglífica se pudo empezar a usar hacia 3.300 a.C , hacia la misma época que se empezó a usar la escritura cuneiforme en Mesopotamia.
Durante el período Antiguo,Medio y Nuevo Imperio se calcula que existían alrededor de unos 700 símbolos, mientras que en la época greco-latina su número aumentó a más de 6.000.
Los jeroglíficos se tallaban en madera, piedra, mientras que en el caso de la escritura hierática y demótica se escribía con cálamo o con tinta sobre papiro o soportes menos perdurables.
Abidos situada en el Alto Egipto es conocido como el lugar del principal culto a Osiris, kilómetros más allá del famoso templo de Seti I están situadas las tumbas reales más antiguas de todo el país del período <protodínástico>. Los egipcios explican el logro cultural de la escritura como un regalo de los dioses, como regalo del dios Thot.
Los textos más antiguos hallados se trataban con frecuencia de nombres y títulos de personas o lugares como las estelas funerarias o en los objetos votivos ofrendados a los dioses, algunas referencias indirectas hacen pensar que ya a partir de la I Dinastía (hacia 2950 a.C) existían libros completos.
Con el cristianismo se introdujo en Egipto el alfabeto griego también para la lengua egipcia, completado lógicamente con algunos signos egipcios para aquellos fonemas ajenos a la lengua griega.

            Dios Thot

 La piedra roseta

Con la campaña de Napoleón Bonaparte se inició el estudio de la cultura egipcia y así nació la egiptología.
La piedra roseta fué hallada en 1799 en la localidad de Rashid (Roseta), en el Delta del Nilo por una expedición napoleónica, la piedra fue hallada por Pierre Francois Xavier Bouchard, que dominaba el griego antiguo, al reconocer la importancia de la piedra se la entregó al general Menou, quien trató de proteger la piedra del ejército británico ocultándola en su casa, siendo inútil le obligó a entregársela. El general inglés Turner llegó a la ciudad y aunque Menou afirmó ser el dueño de la piedra, Turner y tras ello Menou entregó la piedra a los británicos quienes enviaron la piedra al British Museum de Londres.
En 1808 una copia de la inscripción de la piedra llegó a manos de Champollion y gracias a su dominio de la lengua copta y de su conocimiento de la civilización egipcia le permitió traducir la inscripción.
La clave para que Champollion los entendiera fué el descubrimiento de que los jeroglíficos no se basaban en una escritura pictográfica como en el caso de la lengua china.
Se basó para ello en la piedra roseta que contiene un decreto sacerdotal en 3 lenguas diferentes: en jeroglíficos, en lengua demótica y en la griega.
Champollion contó unos 1.400 jeroglíficos de los cuales solo 500 palabras correspondían a la versión griega. Los nombres de Cleopatra y Ptolomeo que aparecían en el texto griego los supuso con gran acierto al aparecer representados dentro de unos anillos reales llamados cartuchos.
Leyó cada letra una a una hasta establecer una relación entre las palabras hasta dar con la propia lengua en sí. La piedra fue descifrada 23 años después de su descubrimiento.

La piedra roseta                         
              Escritura jeroglífica                            
        Escritura Demótica                             
 
           Escritura Griega

 Usos de la escritura jeroglífica

La escritura jeroglífica ante todo era usada en monumentos erigidos para la posteridad, se puede encontrar en labrada con cincel o pintada en las paredes de los templos o de las tumbas, hasta en diversos objetos del ajuar funerario como podían ser las joyas..
Sobre todo se usaba para que los contenidos quedasen fijados para la posteridad, sobre todo eran textos religiosos o de tipo político e histórico o biografías.
En algunos manuscritos se usaban jeroglíficos trazados con tinta llamados <jeroglíficos cursivos>
El famoso <Libro de los Muertos> está escrito en este estilo.
Los textos de uso más cotidianos estaban escritos en escritura hierática.
La escritura jeroglífica quedó reservada para monumentos reales, templos, palacios, tumbas.....por cuestiones no solo estéticas, sino también por su carácter simbólico y mágico, cuando se grababa el nombre de una persona en jeroglífico implicaba que, cometer un error al escribirlo o al hecho de dañarlo, podía influir en la persona hacia quien iba dirigido el jeroglífico.
La última inscripción jeroglífica de la que se tiene evidencias fué grabada en los muros de la puerta del emperador Adriano situada en el recinto del templo de Isis en File.
El encargado de escribir los documentos reales era el escriba

                  Fragmento de el Libro de los muertos                                         


 Jeroglíficos

   
                                                                          






Relieve templo de Isis en File


Espero que os guste el tema, un saludo, Isis.

2 comentarios :

Anónimo dijo...

Es realmente interesante conocer esas escrituras que nos llevan a tiempos remotos.

enric dijo...

No conocia la pagina EL RINCON DE EGIPTO y he quedado impresionado por la gran cantidad de informacion que aporta. Felicito a los propietarios de la web